Saber orquestar podría ser una de las características más importantes que tiene un gerente empresarial. Al igual que un director de orquesta, no se trata de saber tocar todos los instrumentos, sino de tener las habilidades necesarias para conocer las partituras, conducirlas y unificar la interpretación. A nivel corporativo eso se traduce a que los líderes son los que deben conocer las necesidades empresariales y las habilidades del talento humano para  conectarlas estratégicamente y obtener los mejores resultados. 

De esta manera, las empresas fluyen con conocimiento y buenos procesos de eficiencia para obtener resultados. Y las competencias deben sumar esfuerzos en el giro de negocio que, salvo sea una compañía TI, no serán tecnológicos. Pero, ¿qué hacer si la tecnología no solo es un instrumento, sino en un canal omnipresente que acompaña las decisiones del gerente empresarial hacia el camino del éxito? Pues una vez más, la respuesta es: saber orquestar. Ni los colaboradores de una empresa ni mucho menos el gerente deben saber el detalle operativo de los servicios, productos y procesos tecnológicos; lo que deben saber es quién realmente tiene esas competencias y contratar su asesoría. 

Es decir, empresas especializadas  de gestión, optimización y automatización IT que potencializarán a tu organización. Estas compañías están dedicadas a manejar todos los recursos tecnológicos de una empresa, o dicho de otra manera, son aquellas relacionadas a la implementación y seguimiento de soluciones IT así como el tratamiento, almacenamiento y protección de las informaciones. Y no se preocupe, a partir de procesos de calidad, la data de su compañía estará segura, lo único que harán estos especialistas es facilitar procesos y optimizar las operaciones en su organización. 

Esta asesoría e implementación de soluciones está basada en tres pilares o ejes de transformación TI: personas, herramientas y procesos. El primero hace referencia a los colaboradores, es decir, al talento humano que logra el éxito de una empresa. Y justamente, por eso, las empresas de servicios de TI deben proporcionar responsabilidades de acuerdo a las necesidades  y especialidades de cada trabajador.  Cuando se habla de herramientas, en cambio, se refiere a selección, implementación y manutención de las máquinas y software indispensable  para el buen funcionamiento de la empresa, de acuerdo a la estrategia de negocio y a las decisiones que se haya tomado en relación a adopción tecnológica. Finalmente, los procesos ayudan a conocer a las personas y a las herramientas, es decir, a estandarizar las necesidades con las posibilidades y, en ese sentido, a hacer una hoja de ruta de acción que se traduce en buenas prácticas empresariales. 

Todas estas  conexiones son parte de la transformación empresarial que una compañía puede llegar a vivir y, por la cual, se garantiza – desde el punto de vista tecnológico- el mejoramiento de productividad y eficiencia. Entre otras razones porque al instaurarlas, se dispondrá de mejores vías de comunicación con el cliente así como mayor conocimiento y creación de hábitos TI, optimización, gestión y rapidez. Logrando, en definitiva, que una empresa no tecnológica se centre en lo que realmente es importante. Y en este sentido, a continuación detalle 5 razones por las que una empresa TI puede potenciar tu organización al máximo.

  1. Externalización de servicio. ¿Has escuchado el dicho de “zapatero a su zapato”?, pues en este caso es la pura realidad. Como habíamos dicho antes, la idea es saber orquestar y dedicarte a lo que realmente necesitas e importa. Es decir, dejando toda la gestión TI a personas que lo harán por ti, de una manera responsable y profesional. Así los gerentes y los colaboradores se centrarán en la identificación permanente de nuevas oportunidades de negocio. En este sentido, hasta los clientes saldrán beneficiados. 
  2. Innovación constante. Al designar este tipo de responsabilidades, los especialistas estarán al tanto de todas las actualizaciones en el ámbito tecnológico y sabrán guiar en ese camino. Una asesoría TI siempre hará que en trabajo se aplique las tecnologías más innovadoras, siempre y cuando el objetivo y presupuesto lo permitan.
  3. Productividad en aumento. La gestión de TI de calidad incrementa la productividad en todos los departamentos de una organización, debido a que implementa herramientas que hacen la rutina empresarial del personal más ágil, suprimiendo actividades demorosas y repetitivas. 
  4. Reducción de costos. Aunque al inicio puede resultarte un poco costoso (dependiendo del alcance), la mayoría de empresas ya tienen estipulado este gastos en su presupuesto anual, por lo que a un mediano y largo plazo, se puede visualizar la reducción de costos en procesos, de una manera significativa. Cuando se aplican herramientas eficaces de TI  en todo un negocio, es posible identificar problemas al inicio, logrando que el departamento financiero no tenga que experimentar una incidencia económica. 
  5. Seguridad controlada. Actualmente, la seguridad de la información es extremadamente importante para las empresas de cualquier industria. La gestión eficaz de TI también se encargará de este sector.  ¿No lo cree? En muchas compañías (la mayoría) uno de los tesoros más preciados es la información.
Cómo una empresa de TI puede potenciar tu organización al máximo

Navegación de la entrada


Deja un comentario