La inteligencia artificial en el cuidado de la salud tiene un potencial enorme y de amplio alcance, con todo, desde soluciones de entrenamiento móvil hasta el descubrimiento de medicamentos, que se encuentran bajo el análisis de lo que se puede lograr con el aprendizaje automático.

Muchos ejecutivos de la salud todavía son demasiado tímidos cuando se trata de experimentar con IA debido a preocupaciones de privacidad, problemas de integridad de los datos o la desafortunada presencia de varios silos organizacionales que hacen que el intercambio de datos sea casi imposible. 

Sin embargo, el futuro de la atención médica y el futuro del aprendizaje automático y la inteligencia artificial están profundamente interconectados.

La industria de la salud se ve afectada positivamente por el aumento de la popularidad de la inteligencia artificial.

Pero primero, una definición:

¿Qué es la inteligencia artificial en la salud?

La inteligencia artificial en el cuidado de la salud se refiere al uso de algoritmos complejos diseñados para realizar determinadas tareas de forma automatizada. Cuando los investigadores, médicos y científicos inyectan datos en las computadoras, los algoritmos pueden revisar, interpretar e incluso sugerir soluciones a problemas médicos complejos.

Las aplicaciones de la Inteligencia Artificial en la salud son infinitas. Eso es lo que sabemos.

También sabemos que solo hemos arañado la superficie de lo que la IA puede hacer por la atención médica. Lo cual es asombroso y aterrador al mismo tiempo.

Diagnóstico médico: el uso de Inteligencia Artificial para diagnosticar pacientes con enfermedades específicas.  En marzo de 2019 se anunció una plataforma de inteligencia artificial que se espera ayude a identificar y anticipar el desarrollo del cáncer. 

Un equipo dirigido por científicos de la Universidad de California y la Universidad de Surrey, Gilford, Reino Unido, está llevando la Inteligencia Artificial al corazón del cáncer. Están aprovechando las redes impulsadas por IA para ayudar a identificar, anticipar y analizar algunos síntomas comunes de los pacientes con cáncer que se someten a quimioterapia.

Este es el uso pionero del análisis de redes de IA como técnica para evaluar la conexión entre los síntomas comunes exhibidos por un gran grupo de pacientes con cáncer que reciben tratamiento de quimioterapia. Es una noticia verdaderamente innovadora para la atención médica en su conjunto.

Si la plataforma de inteligencia artificial funciona como imaginan los científicos, puede ayudar a concentrarse y predecir el desarrollo del cáncer como nunca. Más específicamente, esto tendrá un gran impacto positivo en el diagnóstico precoz, el pronóstico y el tratamiento del cáncer.

La inteligencia artificial en el campo médico se basa en el análisis y la interpretación de grandes cantidades de conjuntos de datos para ayudar a los médicos a tomar mejores decisiones, gestionar la información de los pacientes de forma eficaz, crear planes de medicina personalizados a partir de conjuntos de datos complejos y descubrir nuevos medicamentos.

Veamos cada uno de estos increíbles casos de uso con más detalle.

1. Apoyo a la toma de decisiones clínicas

La IA en la atención médica puede resultar útil en el apoyo a las decisiones clínicas para ayudar a los médicos a tomar mejores decisiones más rápido con el reconocimiento de patrones de complicaciones de salud que se registran con mucha más precisión que el cerebro humano.

2. Gestión de la información (tanto médico como paciente)

La IA en el cuidado de la salud es una gran adición a la gestión de información tanto para el médico como para el paciente. Dado que los pacientes llegan a los médicos más rápido, o no llegan cuando se emplea la telemedicina, se ahorra un tiempo y dinero valiosos, lo que elimina la tensión de los profesionales de la salud y aumenta la comodidad de los pacientes.

Inteligencia artificial en la salud

Navegación de la entrada


Deja un comentario