La conectividad y, por ende, las redes se consagran, hoy por hoy, como una competencia esencial en la vida corporativa de las empresas. La proliferación de información y canales de transmisión demandan que  la conexión sea una prioridad. Es decir, en una organización de vanguardia puede no haber cualquier, menos la capacidad de conectarse a Internet en todo momento para que la comunicación, simplemente, fluya.  

Comprendiendo  que la conectividad es la capacidad de establecer una conexión (una comunicación o un vínculo) o en otras palabras, la disponibilidad que tiene un dispositivo para estar conectado a otro y a múltiples redes, podemos decir que las empresas, actualmente, deben garantizar una conectividad al 100%. En ese sentido, ¿están las organizaciones listas para poder desplegar esta herramienta de trabajo? Y no solo eso, habría que preguntarse también si ¿están en la capacidad de desplegar conectividad de una forma ininterrumpida con las seguridades necesarias? 

A estas interrogantes, también vale la pena  mencionar otro desarrollo: las próximas redes como la 5G, elevarán el aumento de esta conectividad sin distinción de industrias o sectores. Así también aumentarán las funciones del denomidado “edge computing” en los centros de datos, la conexión de fibra óptica  y otros factores que permitirán que la comunicación fluya a través de las redes. 

Actualmente, proveedores y clientes están conscientes del impacto de negocio que hay detrás de esta  conexión a Internet y, por esa razón, las asesorías  que avalen  dichas funciones y posibilidades no solo deben contratarse por una cuestión de presupuesto  conocimiento interno, sino por la seguridad, calidad de gestión y experiencia de uso. 

Un  informe Digital 2021, realizado por WeAreSocial y Hootsuite, analiza la evolución de la conexión a Internet en el mundo y, efectivamente, el estudio afirma que, en los últimos años, la conectividad ha aumentado considerablemente, entre otros factores, por el teletrabajo en el contexto de la pandemia por el  Covid-19. De hecho, el documento que analizó el comportamiento de conectividad y transmisión de datos de inicios de 2020 a inicios de 2021, detalla que el promedio de velocidad de descarga es de 96,43 Mbps, lo que representa un incremento del 31,1% interanual, mientras que la velocidad de subida es de 52,31 mbps, que presenta un incremento del 29,3% interanual.Lo que sucede es que la conectividad  es una especie de avenida gigantesca donde confluyen un sinnúmero de elementos hasta llegar a su destino. Los proveedores calificados son quienes están, omnipresentes, en todo este trayecto para verificar y garantizar que todo salga correctamente. ¿Cómo lo hacen? Entre otras soluciones, mediante software de administración de redes, que permiten,  por ejemplo,  automatización de la red, monitoreo de desempeño, análisis de ancho de banda, creación y administración de configuraciones, gestión de direcciones IP, administración de puertos, monitoreo de VoIP, herramientas de detección de soluciones de problemas y muchos más. Es definitiva, monitorear y gestionar las redes de manera eficiente.

De hecho, el objetivo es que estos proveedores se conviertan en un aliado negocio, es decir, que conozcan necesidades y metas corporativas y, sobre todo, que se conviertan en un equipo de trabajo sin límites de distancia como si estuvieran en un solo lugar. Así es, no importa el medio, la fibra óptica, cobre o satélite, la trasmisión de datos o el Internet… lo estratégico en una organización es contar con un equipo que gestione, administre y soporte 24/7. 

Ahora bien, ¿cuáles son las soluciones de administración de redes que tu organización necesita? A continuación, te detallamos 5 opciones infaltables en tu negocio: 

1. Transmisión de datos. En palabras técnicas, disponer de un mayor ancho de banda para comunicaciones LAN y WAN. Pero en la práctica, la transmisión de datos se traduce en una poderosa capacidad para que la información circule y fluya de un equipo a otro y, que tenga soporte, de conectividad satelital.

2. Internet y comunicación. Es decir, conectividad, conectividad y más conectividad de forma permanente con un despliegue de soluciones convergentes de voz, mensajería, video y datos, sobre la  misma infraestructura de red. Además de reducir costos, estas soluciones brindan la oportunidad de llevar a un nivel superior de organización y trabajo eficiente a las compañías. 

3. Networking. Un despliegue total que garantice conectividad ¡sin colapsos ni intromisiones! Asegúrate de que el proveedor que selecciones tenga a su vez alianzas con líderes mundiales de networking para garantizar la conectividad sin importar el lugar en el que te encuentres. 

4. Cloud. Toda la implementación con soporte en la Nube, tanto en redes públicas como privadas. O sea, un soporte garantizado en tiempo, almacenamiento y velocidad. 5. Monitoreo. Esta última solución pudiera ser la más importante porque, evidentemente, la implementación que hagas en tu compañía no sirve de mucho si no puedes controlar. Este tipo de software te permite tener una colección de métricas inteligentes, altamente automatizadas así como detección de problemas y notificaciones oportunas.

5 soluciones de administración de redes que tu negocio necesita

Navegación de la entrada


Deja un comentario